Que sabrán las piedras.

En medio de la habitación
llena de espejos,
se ve solo agua alrededor
y a veces mi reflejo.

Tantas sillas en la senda
y perdido el pasaje,
que sabrán las piedras
crónicas de este viaje.

Objetivo al norte
y torcidas las agujas,
simulan que no importe
el tiempo que ex pulsa.

Los trenes, las ventanas
y sobre todo su paisaje,
que sabrán las piedras,
crónicas de este viaje.

Fotografía de Jordi Villalta.

20150424_music4mind_V_040